Blog

AL ENCUENTRO DE UNA NUEVA ERA PROFESIONAL



Los cambios sociales y políticos de los próximos años nos están exigiendo superar retos que antes no enfrentábamos. Cuando este tipo de situaciones se presentan, es donde debemos asir la bandera de la productividad fundamentada en la planeación. Por desgracia esta disciplina no está constituida como un hábito en nuestros países: no somos educados para planear ni las cosas más elementales de la vida.

Haga la prueba: pregúntele a diez personas acerca de “el objetivo más importante de su vida”. Con seguridad nueve u ocho de ellas acudirán a expresiones pseudo-filosóficas como “ser felíz”, “salir adelante”, “vivir plenamente” o esta otra perla: “cumplir mis metas”. Esta forma de pensar tan vaga e inconsistente hace que fácilmente caigamos en la rutina de “ir en la dirección del viento”, corriendo siempre pero sin saber a qué puerto llegaremos.
 
Como respuesta a la situación planteada es que en el Grupo Gestión America hemos gestado el programa PLIS`16 (Plan Integrado de Superación), el cual se inicia con la explicitación de los usos y ventajas de la superación. Si usted desea recibir más información sobre este tema, escríbanos a presidente@gestionamerica.com y gustosamente le haremos llegar una copia del documento mencionado, en donde se destacan los beneficios de la planeación como herramienta de vida y superación. A continuación, un conjunto de consejos de utilidad para su vida, su empresa y su comunidad.
 



Ante el planteamiento de grandes cambios que se avecinan, no tenemos más remedio que asumir un método de trabajo que nos acerque paso a paso al futuro deseable:
 
  • En primer lugar, establecer diagnósticos periódicos, lo más preciso posibles de los problemas de nuestro desempeño profesional.
  •  
  • Elaborar un inventario detallado de todos los hechos del futuro que tengan alguna relación con el problema.
  •  
  • Estudiar la interdependencia de estos hechos.
  •  
  • Estudiar las alternativas de la evolución posible, evaluándolas en función de la probabilidad y del futuro deseable.
  •  
  • Fijar planes de acción a corto, mediano, y largo plazo.
 
El dinosaurio de ejecutivo se contenta con creer que es experto porque conoce sus productos o su negocio. El gerente con visión futurista domina también eso, pero comprende que es de su propio dominio el conocimiento global, explícito y ordenado de sus competidores, de sus clientes y prospectos y de todas aquellas variables de medio ambiente y lo hacen cada vez más cambiante.
 
He aquí una docena de ideas para preparar desde ya el futuro que deseamos para nosotros, nuestras familias, nuestras compañías y nuestra comunidad para las próximas décadas:
 


 
1. Ante todo, ¡NO SE NIEGUE A LA CREATIVIDAD!. Sea creativo, innovador; impulse nuevas ideas y modelos de cómo hacer las cosas mejor. Fíjese el reto de destruir esas viejas barreras mentales y aprópiese de sus experiencias válidas para confrontar y cuestionar las estructuras de manejo de nuestra operación que nos impide ir más de prisa hacia el encuentro del futuro. Nuestras empresas y nuestros consumidores necesitan urgentemente de nuestra creatividad y nuestras ideas innovadoras.
 
2. ACTIVE SUS FUNCIONES COMO VENDEDOR GERENTE de su propia zona de trabajo. Dedique más esfuerzo a lo estratégico sin desechar la efectividad operativa. Sea analítico y entusiasta frente a nuevas tareas que impliquen investigación y crecimiento profesional.
 
3. CONVIÉRTASE EN UN EXPERTO MOTIVADOR. Sea experto en gente. Muchas cosas van a cambiar en el futuro, pero siempre nuestros destinatarios requerirán de gente persuasiva  y dinámica como usted, que le contribuya a activar sus potenciales a plenitud.
 
4. No deje pasar más tiempo sin ANALIZAR EXHAUSTIVAMENTE LAS CARACTERISTICAS DE SUS PRODUCTOS O SERVICIOS y de la manera como su compañía los enriquece para que los convierta en argumentos dignos de considerar ante la compra. Este ejercicio lo prepara a usted desde ya para poder responder con elementos tangibles ante una competencia futura más aguda y unos competidores cada vez más capaces.
 
5. CONSIDERE SU TRABAJO COMO UN JUEGO; un juego divertido que pone a prueba sus facultades y que usted tiene que ganar. Es la batalla de todos los días en una guerra de mercadotecnia en la que hay que cubrir logísticamente nuestros territorios. No descuide a los pequeños compradores de hoy que serán los grandes compradores aliados suyos de mañana.
 
6. DÉSE TIEMPO PARA TRABAJAR, PERO TAMBIEN PARA VIVIR. Apóyese en la retrospectiva para mirar el presente, pero construya su futuro sobre la base de la utilización presente de su tiempo. Lo que todos los ejecutivos vendemos a nuestras compañías es tiempo y la posibilidad de generar con él la riqueza que nos permitirá a todos conquistar nuestros objetivos. Cultivemos este recurso no renovable para cosechar los frutos que han de recoger las generaciones venideras.
 
7. RODÉESE DE LA MEJOR GENTE; estructure desde hoy la red de relaciones que lo ha de impulsar hacia un futuro profesional más sólido y consistente. Busque las personas, los grupos, las instituciones que puedan contribuir positivamente a mejorar sus conocimientos técnicos, los de su compañía y los de su mercado.
 
8. NIÉGUESE A LA “TECNOFOBIA”. Asimile con avidez todos aquellos cambios tecnológicos que afecten su futuro profesional, especialmente en el campo de la informática y la computación. Propóngase desde ya a reconciliarse con el amigo que se le volverá inseparable el resto de sus días como profesional de la venta: el computador.
 
9. PREOCÚPESE POR TRATAR A CADA CLIENTE COMO SI FUERA NUEVO; como si fuera su primera actividad. Planee cada entrevista en detalle; no descuide sus técnicas para vender, pues debe saber que cada vez más de prisa los compradores depuran sus técnicas para comprar. NO PIERDA SU CAPACIDAD DE NEGOCIACIÓN estando al día de todos los avances técnicos en el arte de vender con mutuo beneficio.
 
10. HAGA SEGUIMIENTO DE SU ACCIÓN VENDEDORA. Recuerde que un sistema sano y productivo es aquel que hace de la retroalimentación su permanente mecanismo de crecimiento. El curso de acción puede cambiar, pero también, si lo seguimos, podemos anticipar sus variaciones.
 
11. PROYECTE TODAS SUS ACTIVIDADES; acostúmbrese a seguir y manejar sus presupuestos; sea el auditor de su propia conducta. Concéntrese en la calidad de los pequeños detalles pero nunca pierda la visión de conjunto que le permitirá avisorar desde una altura mayor los acontecimientos de hoy al tiempo que le dejará disfrutar de la alborada de una nueva época antes que muchos que se han quedado abajo, en la oscuridad de sus anticuadas creencias.
 
12. Finalmente: Si queremos enfrentar con dignidad nuestro futuro, BUSQUEMOS AFANOSAMENTE EL CAMBIO, PERO NO DOBLEGUEMOS NUESTROS MAS PRECIADOS VALORES MORALES. Ante la perspectiva de este quebrantamiento seamos inflexibles, pues son ellos, nuestros valores lo que finalmente heredaremos a quienes nos han de suceder. Conservemos este tesoro con celo profundo y con ello estaremos garantizando la permanencia de nuestra dignidad.
 
(*) Jorge Francisco León Ayala es Ingeniero Industrial y presidente del Grupo Gestión América. Escríbale a presidente@gestionamerica.com

Comments powered by Disqus

Nosotros+

Los servicios que prestamos están enmarcados en el más alto compromiso con la consecución de resultados personales y organizacionales, buscando la solución que usted necesita para su empresa.

Contactenos

Servicios

Ofrecemos diferentes planes de apoyo en la preparación del equipo de trabajo y en la instauración de metodologías operativas.