Blog

OH, SI FUÉRAMOS CREATIVOS…

 


 
¿Problemas? Nos llama positivamente la atención el hecho de que cuando le preguntamos a las personas el consabido “¿Cómo estás?, casi que indefectiblemente encontramos como respuesta: “cargado de problemas”. Es como si el mundo contemporáneo, especialmente el de los negocios, fuera un suplicio permanente.

Nada más alejado de la verdad. Consideramos que hay dos factores que influyen en las respuestas mencionadas: inicialmente, porque no hemos aprendido a diferenciar las dificultades de los verdaderos problemas; la razón de ser del ser humano es hoy más que nunca aprender a superar las dificultades. Son ellas las que nos impulsan a progresar y ser cada vez más felices. Los llamados problemas son en verdad dificultades que requieren de un proceso más elaborado para evitar que sus efectos afecten negativamente alcanzar los logros deseados. Martin Seligman, creador de la Psicología positiva afirma que la solución de los problemas es un expedito camino para aprender a ser feliz. El segundo factor a considerar es que no nos preparamos para usar uno de nuestros mayores potenciales: la creatividad. Se define como la búsqueda constante de resultados y aplicación original de éstos. La creatividad es la forma sencilla y atractiva de presentar las cosas, con un toque inesperado donde la imagen y la palabra conforman una propuesta nueva.
 
El Creativo es el investigador que sigue un sueño sin temer los obstáculos y el ridículo. Grandes ideas, como la de volar, fueron objeto de risas. Hoy da risa quien no haya volado. Tenga en cuenta que una idea que no admita una estrategia y un crecimiento, no es creativa. Es sólo una idea.

 


Cuando usted siente que tiene problemas, es el momento de encontrar ideas. Su pensamiento es el mejor aliado: no se centre en las consecuencias del problema sino más bien en entender las causas de esta situación; dedique su mayor esfuerzo en encontrar ideas que ataquen frontalmente las causas, en especial la “causa raíz” del problema.

 
El creativo es un ser humano práctico que se basa en cuatro (4) acciones principales:
 
1. Recoge toda la información posible sobre el tema que piensa trabajar, recurriendo a la historia y a la actualidad.
2. Clasifica la información, jerarquizando los datos por importancia. Y desechando los datos que no le sirven por ahora.
3. Realiza una lluvia de ideas, escribiendo y dibujando todo lo que se le ocurre. Cuando se siente cansado, se detiene y
4. Digiere la información, es decir, deja que el inconsciente se encargue de hacer su propia clasificación mientras el consciente se entretiene en otra cosa; duerme, ve la televisión, se va a un espectáculo, etc. Al día siguiente la idea creativa aparece.
 
La primera idea nunca es buena. Y si es muy buena, permite ser mejor. Una idea sin digerir es como la comida sin cocinar. Sabe, le parece, pero de todas maneras está cruda. Elabore su idea creativa y conviértala en una acción contundente. Ése debe ser su mayor esfuerzo.
 
Anhelo que la próxima vez que nos comuniquemos, ante la pregunta “¿Cómo estás?, su respuesta sin titubeos sea: “Feliz de estar creando cada vez soluciones mejores”

Comments powered by Disqus

Nosotros+

Los servicios que prestamos están enmarcados en el más alto compromiso con la consecución de resultados personales y organizacionales, buscando la solución que usted necesita para su empresa.

Contactenos

Servicios

Ofrecemos diferentes planes de apoyo en la preparación del equipo de trabajo y en la instauración de metodologías operativas.